Porqué yo? Porque a mí?

En algún momento de nuestra vida a todos, absolutamente a todos nos sucede algo que definitivamente no estaba dentro de nuestros planes, que nos saca de nuestra zona de confort y sacude nuestra vida; en ocasiones es sólo un “pequeño jaloncito” pero en otras ocasiones, nos cambia la vida por completo.

Es en ése momento en que te detienes a pensar en quién eres y todo lo que tienes,, todo,, y cuando digo todo me refiero a tu casa, tu cama, la comida que te llevas a la boca diariamente, tus manos, tus pies,, hasta el más pequeño de tus músculos, cada uno de tus dedos……..

Fractura de cadera, fractura de coxis, esguince de tobillo, ligamentos y meniscos dañados,,, todo el lado izquierdo jamás volvería a funcionar igual,, a mis 19 años y con un dolor que no puedo explicar en palabras simples,, eso parecía que algún día iba a mejorar.

Sorpresa,, algunos años después, queda claro que ése accidente cambió mi vida por completo,, si no hubiera tenido el accidente, no hubiera tenido que usar el aparato ortopédico, no hubiera tenido dos años de terapia, no hubiera sufrido cada invierno con el frío (porque duele mucho una lesión con el frío), no hubiera tenido tantos problemas para lograr embarazarme, mis embarazos no hubieran sido de alto riesgo, mis hijos no hubieran sido prematuros, no hubiera tenido éstas dos cirugías,,,,, pero quizá en consecuencia,, no hubiera abierto mi blog para aprovechar el tiempo en cama.

Y si,, “el hubiera” no tiene lugar en la vida real,, porque paso, realmente sucedió,,, un Sábado cualquiera, estás en la banqueta platicando con tu vecino cuando de pronto te dice “cuidado!!!”,,,, abres los ojos, la pared frente a ti, reaccionas o al menos lo intentas, pero cuando quieres moverte….. ése dolor,,, ése dolor que recorre ambas piernas y simplemente caes queriendo entender qué carambas sucedió,, alguien te sostiene; puedes ver sus caras alrededor y quizá eso te da más miedo, porque no puedes verte a ti misma ahí tirada, pero los rostros y los gritos te dejan saber que algo no anda bien,,, y,,, ése dolor,, es cómo si un frío metal de pronto cortara tus extremidades y el frío del metal recorre tus huesos, tus venas, tus músculos hasta tu cien,,, sí ,,, la vida jamás volverá a ser igual……

Muchos, muchos, muchísimos doctores, en serio,, ya perdí la cuenta,, y más de una vez considere seriamente hacer una grabación redactando los hechos porque cada vez que llegas con oooooootro doctor, pues tienes que volver a “echarte la historia”,, pero sería descortés de mi parte,, cierto?,,

“No volverás a caminar igual!!”, “Te va a quedar corto el pie izquierdo y ocuparás tacón especial!” , “No podrás volver a hacer ejercicio igual!!” “Nunca tendrás hijos!!”,,, y así por el estilo,, colección de malas noticias, y muchos momentos extremadamente difíciles,, no suena tan bien cierto?

Peeeeeeeeeeeeero,,,,, ERO NECIA,,,, jajajaja,, sí,, no voy a negar, he llorado mucho por el mismo motivo, pasar por rehabilitación es horrible, deprimente, inhumano, desmotivante,,, sé que sólo quien haya tenido una lesión entenderá lo que significa vivir por vivir realizando cada movimiento sólo así, simplemente tu cerebro lo indica y tus extremidades responden,,, pero después de algo así,, te dicen mueve los dedos y los ingratos nomás no se mueven,, desdobla el pie,,, y no,, tú sientes que está completamente estirado y resulta que por razones que no entiendes quedó como 10 centímetros arriba del otro pie y entonces entre 3 monitos te agarran; uno te jala el pie, el otro se sube encima de tu rodilla y el otro evita que te les lances encima a los otros dos,,, mientras gritas de dolor como no sabías que podrías gritar y otro “monito” detiene a tu mamá para que no interfiera diciendo “le tiene que doler señora, así es esto”.

No,, al menos yo no he encontrado palabras para describir ése sentimiento que te hace llorar como si fueras un bebé de nuevo y pedir con toda el alma que tu mamá te abrace como lo hacía antes para tratar de reconfortarte y calmar el dolor con besos,, cielos,, es inexplicable.

Pero les decía,, soy tan necia que por encima de todo pronóstico,,, volví a caminar seminormal,, bueno no,, yo diría que un 90% normal porque ha habido muchas personas que no sabían que mi lado izquierdo era una copia barata de Terminator (sí,, el de la película), eso significaría que no lo notaban,,, entonces pues,, caminaba normal de Febrero a Noviembre,, y en época de frío parecía cuasimodo de vez en cuando, pero siempre que me lo permití; corrí, subí, bajé, hice spinning, kick boxing, step, zumba y lo último hasta el año antepasado fue TRX,,,, además,,, tuve dos retoños, aunque el primer angelito no pudo llegar a mis brazos,, pero los siguientes dos,, son los que me levantan día a día!!!

Y a mí que me importa??? vas a decir,, bueno,, si lograste llegar hasta éste punto después de mi desahogo emocional,, pues,, éso,, al principio yo pensaba constantemente,, porque yo??????,, porqué me pasó ésto a mí??? ,, si yo sólo estaba ahí en la banqueta como cualquier persona; y miren que el chico que llevaba el vehículo se cansó de pedir disculpas hasta que le respondí “no te preocupes, fue un accidente,, a menos que confieses que ése día por la mañana te levantaste y te propusiste atropellarme pues creo que no hay más que decir”,, él sonrió y dejo de pedir disculpas, y se hizo cargo de mí y mis necesidades por algún tiempo, digo,, algo es algo,, que se le va a hacer,,

Si reflexionamos sobre cada uno de los momentos en que me sentí menos que miserable por mi condición,, ocupamos varios cientos de posts,, pero no,, desconozco cuál sea la fuerza a la que le atribuyes tu existencia, pero yo le llamo Dios, con la fé puesta en él y con tanto tiempo para recapacitar y saber que no puedes permitirte estar mal y de malas y más aún con tantas personas en el mundo entero conectadas a un respirador artificial, en silla de ruedas, sin extremidades, sufriendo con los efectos secundarios de la quimioterapia y un sin fin de cosas que puedo continuar listando,,, que tonta soy al quejarme de el accidente (pensé en algún punto del camino),, al menos sé que es lo que tengo y tiene remedio,, no como si nada hubiera pasado pero si de la mejor manera posible,, hoy por ejemplo,, no puedo salir de mi cama pero sé que en un par de semanas me levantaré y podré iniciar la rehabilitación y sé que dolerá,, dolerá muchísimo otra vez,, pero,, para fin de año,, asistiré a todos los bailes que pueda y dentro de un año,, correré en el maratón escolar,, y quizá gane,, claro que sí,, porque soy muy fuerte y siempre me he salido con la mía.

Sea cual sea tu Dios o tu fuerza para levantarte todos los días,, concéntrate en tu fé y levántate, agradece, respira y disfruta el olor de la comida, de tu café, de las flores, de las plantas,, hasta de tu loción favorita,,, grábate en la mente que no todos pueden hacerlo. Por muy mala que sea la situación, siempre habrá algo de dónde agarrarte para seguir adelante,, eso es seguro.

Autor: actitudgenteactitud

Actitud es la base de todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .